Fontana First Assembly

Reach, Teach, and Send to do the Work of God
Sanafon




Día 8 Domingo 17 Enero 2016

Hechos 7.16 — 16 Mientras Pablo los esperaba en Atenas, se indignó profundamente al ver la gran cantidad de ídolos que había por toda la ciudad.

Nos encontramos que cada ciudad cada territorio tiene sus problemas sus complicaciones, sus pecados que los distinguen, y mucho de eso se debe a una situación espiritual. El Apóstol Pablo podría ver la cantidad de ídolos y eso movía dentro de su interior una carga espiritual por la ciudad, así como también movió a nuestro Señor Jesucristo cuando lloró frente a Jerusalén por su frialdad hacia las cosas de Dios, por no entender el tiempo de la visitación.
La biblia declara que nuestra lucha no es contra carne ni sangre sino contra potestades principados huestes de maldad.

Para sanar esta tierra tenemos que tomar nuestras armas que son poderosas en Dios. 2 Corintios 10.3–4 — 3 Somos humanos, pero no luchamos como lo hacen los humanos. 4 Usamos las armas poderosas de Dios, no las del mundo, para derribar las fortalezas del razonamiento humano y para destruir argumentos falsos.
Y estas armas son el ayuno, la oración, el estudio de la palabra de Dios , la guerra espiritual, los cánticos y alabanzas, la ofrendas delante del Señor, que los Hombres y Mujeres estratégicos del Reino de Dios levantan, trayendo liberación a los barrios, familias, a las autoridades, desatando el Avivamiento del Poder de Dios en la Atmósfera espiritual, Haciendo retroceder toda asechanza del enemigo.

La declaración de fe
  • Esta es la Tierra del Avivamiento y hoy me duele ver mi ciudad llena de maldad.
  • Por eso reprendo toda actividad de maldad en el nombre de Jesús.
  • Y declaro que Soy Heredero de Bendición.
  • Que Estoy bajo la Sangre del Cordero de Dios, y Él es Jesucristo el Señor.
  • Declaro que ya comenzó un cambio de atmósfera espiritual. El tiempo de la visitación.

La acción del día

  • Viajaré orando por las calles de la ciudad, declarando que llegó el tiempo de avivamiento.
  • No me enredaré en los razonamientos humanos, en las luchas humanas, si no levantaré el arma poderosa de la oración el arma poderosa del nombre de Jesús contra las asechanzas de Satanás.
  • Hoy es el día del Señor, llegare temprano y me uniré con la gente de fe, en declaración de bendición por mi tierra, mi casa, las familias, los negocios.